top of page
  • Fr. Leo

El Cuerpo y la Sangre de Cristo.


“Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor”

Hoy celebramos la solemnidad de Corpus Christi. El Cuerpo y la Sangre de Cristo. Antiguamente -y todavía hoy en muchos países católicos- se celebra esta fiesta con una procesión solemne, en la que se lleva expuesto al Santísimo Sacramento por las principales calles de la ciudad, acompañado con flores, cirios, oraciones, himnos y cánticos de los fieles. Sin duda todos hemos participado o presenciado alguna procesión del Corpus.

Se celebraba en día jueves, (o domingo mas cercano) dado que esta fiesta nació como una prolongación del Jueves Santo, y cuyo fin era tributar un culto público y solemne de adoración, de veneración, de amor y gratitud a Jesús Eucaristía por el regalo maravilloso que nos dio aquel día de la Ultima Cena, cuando quiso quedarse con nosotros para siempre en el sacramento del altar.

El porque de esta celebración es obvio: La Iglesia entera -fieles y pastores, unidos en un solo corazón- quiere honrar solemnemente y tributar un especial culto de adoración a Jesucristo, realmente presente en el santísimo sacramento de la Eucaristía, memorial de su pasión, muerte y resurrección por amor a nosotros, banquete sacrificial y alimento de vida eterna.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page