top of page
  • Fr. Martin

Reflexión del 13 Domingo Ordinario


Jesús regaña a sus discípulos porque le sugirieron exterminar a quienes se opusieron a recibirlos. En el evangelio de hoy, además de renunciar a la violencia, Jesús también pide renunciar al deseo de obtener cualquier ventaja material si decidimos seguirlo. En pocas palabras, hoy es un buen día para purificar las motivaciones de nuestro seguimiento a Cristo.

Jesús nos recuerda hoy que él ni siquiera tiene donde reclinar la cabeza. Y, el que le sigue, tiene que estar dispuesto a todo, incluso a perder ventajas materiales y seguridades si las circunstancias lo requieren. No será siempre así, pero el seguimiento de Cristo y la confesión de fe contienen riesgos que es preciso considerar y a los que siempre hay que estar dispuestos a enfrentar.

San Pablo, por ejemplo, al convertirse en discípulo y apóstol de Cristo, no sólo perdió sus antiguas seguridades y su poder (cambio de vida), sino que tuvo que afrontar todo tipo de contratiempos y peligros (azotado, encarcelado, perseguido). Jesús nos llama a seguirlo y la llamada es urgente, porque el Reino de Dios ya se ha hecho presente y requiere decisiones radicales. ¿Qué le respondo?

#Reflexiondomingo30dejunio

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page