top of page
  • sandraalvaradocsm

¿Qué nos dice la Palabra de Dios este Domingo? 15 de Septiembre


En el Evangelio: La enseñanza que estas historias tienen para nosotros, es claramente un mensaje de esperanza y confianza en la infinita misericordia de Dios para con nosotros. Todos somos pecadores de una manera u otra. En algún momento u otro, todos nos hemos extraviado, nos hemos perdido como la oveja y la moneda en esas historias del Evangelio de hoy. Lo que es peor, todos somos capaces de desviarnos de nuevo del camino de Dios en cualquier momento. Si tuviéramos que lidiar sólo con la justicia de Dios, bien podríamos intranquilizarnos, nuestras posibilidades de llegar al cielo serían ciertamente leves.

Sin embargo, nuestra relación es con un Dios de infinita misericordia, que nos ama con un amor que no podemos captar, ni comprender. Toda esta infinita misericordia de Dios, está allí para nuestro beneficio mientras tengamos el aliento de vida en este mundo. Todo el Antiguo Testamento está lleno de ejemplos y pruebas de esta misericordia de Dios para el hombre. Sin embargo, es en el Nuevo Testamento, que la infinita misericordia de Dios para toda la humanidad se ve en su plenitud, ya que comienza con ese acto casi increíble de misericordia Divina, la Encarnación. La venida del Hijo de Dios en la tierra en nuestra naturaleza humana, Su enseñanza, Sus sufrimientos y muerte, Su resurrección se llevaron a cabo para nosotros, para que pudiéramos levantarnos gloriosos de entre los muertos y compartir las alegrías del cielo, sin merecerlo, solo por la bondad misericordiosa y la generosidad de Dios.

Dios no necesita que hagamos feliz su existencia. Él es todopoderoso, todo perfecto, todo feliz en sí mismo. Y debido a que es un Dios de amor, un Dios de infinita generosidad, quiere darnos una participación en Su felicidad. A veces uno se pregunta cómo es eso que el hombre que conoce de la generosidad de Dios y de lo que esa generosidad le ha llevado a hacer por nosotros, podría pensar en abandonar a ese Dios amoroso, o perderse en una locura terrenal inútil. Sin embargo, eso sucede cuando pecamos gravemente.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page