top of page
  • sandraalvaradocsm

¿Qué nos dice la Palabra de Dios este Domingo? Noviembre 3


Hoy, el libro de la Sabiduría nos recuerda que Dios es nuestro creador y que por lo tanto es él quien tiene todo el poder. El cual nos lo manifiesta con bondad y misericordia, desde ese amor Trinitario y profundo que abarca todo lo que Él ha creado para sus hijos(as), sin importarle que muchas veces nos descarrilamos y caemos en pecado. Ese Dios no es opresivo, ni rencoroso y perdona sin reparar sin importar qué tan grande sea el pecado. Es un Dios que no sólo perdona sino que corrige y se ofrece como sacrificio vivo y santo, y como amigo de la vida.

Por su parte, San Pablo en su carta a los Tesalonicenses, invita a aquella comunidad de creyentes, y hoy a nosotros, a unirnos en oración pidiendo a Dios que desde su infinita misericordia y a través de su gran poder bendiga y nos haga dignos de la vocación a la que Dios nos ha llamado.

Y en el evangelio de hoy, Lucas presenta la figura de aquel hombre rico llamado Zaqueo que deseaba conocer a Jesús. Este episodio claramente nos muestra como son los planes de Dios. Este hombre rico no había sido llamado a ser ladrón ni opresor, sino a la conversión. Por eso Jesús le da a Zaqueo su identidad y una misión verdadera, para que reconozca a Dios, se reconozca a sí mismo y a los demás. El Zaqueo verdadero, creado bueno por Dios, es un hombre que después de su conversión declaró que daba la mitad de sus bienes a los pobres prometiendo devolverles el doble de lo que les había quitado.

Así mismo, tenemos que permitir a nuestro Creador que nos lleve de la mano a nuestro destino verdadero, porque nosotros solos no podemos hacer y construir nuestro destino y por eso nos tenemos que abandonar a la voluntad Divina. Mientras los demás miraban a Zaqueo como un pecador, Jesús lo mira como persona. La alegría del rico fue la de agradecerle al Señor que lo trato humanamente y con misericordia. Zaqueo, aunque siguió siendo rico, creció en solidaridad y en justicia social. Por eso reparte sus bienes porque se dio cuenta que convertirse era descubrirse ante Dios, ante sí mismo y ante los demás.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page