top of page
  • P. Leo

¿A dónde van los Niños que mueren sin ser bautizados?


La doctrina católica enseña dos cosas al respecto:

1) Que los niños que mueren sin el bautismo no pueden ir al infierno porque no tienen pecados personales.

2) 2) Que el único medio que la Iglesia tiene para perdonar el pecado original es el bautismo.

Armonizando estas dos verdades, tradicionalmente muchos teólogos solían resolver la cuestión diciendo que los niños que morían sin el bautismo no iban ni al cielo ni al infierno, sino a un lugar de felicidad natural, pero sin visión de Dios, llamado limbo. En la revelación no había nada que sustentara esta opinión; y nunca fue un dogma de fe, sino una explicación común en muchos teólogos.

La Comisión Teológica Internacional estudio el tema. Las conclusiones son que no hay nada en la revelación que permita sostener la existencia del limbo. Y que, si bien el único medio que la Iglesia conoce para el perdón del pecado original es el bautismo, eso no significa que Dios no pueda perdonarlo. De manera que, confiando en la misericordia de Dios, la Iglesia puede esperar que los niños que mueren sin bautismo vayan a cielo. Si bien no tenemos datos revelados para confirmar esta enseñanza, tampoco hay datos revelados para rechazarla. Y es la que parece más coherente con la misericordia de Dios. De manera, que podemos consolarnos al saber que estos hijos están en el cielo.

93 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page