top of page
  • P. Tarcisio

FIESTA DE LA PRESENTACIÓN DEL SEÑOR


El próximo martes 2 de febrero celebramos “La fiesta de la Presentación del Señor”. En el libro del Levítico (Lev 12,1-8; Ex 13,1-2) está el mandato que a los 40 días de nacido un niño fuera presentado en el templo. Así que el 2 de febrero se cumplen los 40 días, contando desde el 25 de diciembre, fecha en la que celebramos el nacimiento de Jesús. Al presentar un niño en el templo había que llevar un cordero o una paloma y ofrecerlos en sacrificio al Señor. La Ley decía que si la familia era pobre podían reemplazar el cordero por unas palomitas. María y José, que eran pobres, y ofrecieron dos palomitas en sacrificio el día de la Presentación del Niño Jesús.


En la puerta del templo estaba un sacerdote, el cual recibía a los padres y al niño y hacía la oración de presentación del pequeño infante al Señor. A Jesús lo recibió el anciano Simeón, un hombre inspirado por el Espíritu Santo, quien lleno de alegría anunció el cumplimiento de las promesas de salvación anunciadas por Dios para su pueblo, Israel, y para todas las naciones. Pero también anuncia dolor y dificultad para Jesús y su familia.


Jesús hará que “unos caigan y otros se levanten”. Unos lo acogerán y su vida, su existencia se llenará de luz y de esperanza. Otros lo rechazarán y su vida no será conforme a los planes de Dios. Hoy Jesús sigue estando presente para nosotros, ¿lo recibiremos con la alegría con la cual lo recibió en anciano Simeón? ¿O simplemente lo ignoraremos, siguiendo nuestro propio camino, lejos de la luz y la buena noticia que nos ha traído?

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page