top of page
  • P. Claudio

Ministros extraordinarios de la Eucaristía


En cada celebración de la Eucaristía deberá haber un número suficiente de ministros de la Sagrada Comunión para que pueda ser distribuida de manera ordenada y reverente. Obispos, presbíteros y diáconos distribuyen la Santa Comunión en virtud de su oficio como ministros ordinarios del Cuerpo y de la Sangre del Señor.

Sin embargo, cuando la asistencia de la asamblea reunida para celebrar la Santa Misa es numerosa, el Sacerdote que preside la celebración Eucarística puede ser asistido por otros ministros “extraordinarios”. Fieles idóneos que hayan sido legítimamente designados para ejercer este ministerio en caso de necesidad, de acuerdo con las Normas litúrgicas de la Iglesia.

Todos los ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión deberán mostrar la mayor reverencia por la Santísima Eucaristía, tanto con su comportamiento, su atuendo y la manera respetuosa de tratar las especies consagradas del Pan y del Vino.

Los ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión deberán recibir suficiente formación espiritual, teológica y práctica para desempeñar su papel con conocimiento y reverencia. En todos los asuntos tales ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión deberán seguir los mandatos del Obispo Ordinario. (Instrucción General del Misal Romano).

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page