top of page
  • Fr. Martin

¿Qué nos dice la Palabra de Dios? 3er Domingo de Cuaresma


El Evangelio de hoy nos habla de la purificación del templo. Sucedió que los vendedores habían invadido poco a poco el espacio del Templo, estaban ocupando el lugar reservado para Dios. Debido al comercio se perdía mucho el sentido religioso de aquel lugar sagrado.

Jesús recupera el sentido de la casa del Señor, el templo vuelve a ser el lugar de encuentro con Dios. El templo vuelve a ser verdadera casa de oración. Se nos invita a encontrar en Jesús el verdadero templo, el lugar de la plena comunicación con Dios, con quien se puede orar en espíritu y verdad, es su cuerpo, la persona misma de Cristo Jesús.

El templo debe ser purificado. También el templo que somos cada uno de nosotros debe purificarse. Somos templos de Dios porque el Espíritu Santo vive en nuestro ser (1Cor 3, 16). Revisemos nuestra vida y si hay algo que le roba el espacio a Dios en nuestro cuerpo, es tiempo de purificarlo con la ayuda del Señor.

7 visualizaciones0 comentarios
bottom of page