top of page
  • Fr. Leo

¿Qué nos dice la Palabra de Dios este Domingo? 10 de Mayo


No pierdan la Paz!


Inmediatamente después del lavado de los pies, Juan pone tres discursos de despedida de Jesús a sus apóstoles. Ellos, que convivieron con él durante varios meses, deben dar ahora un paso para descubrir otra manera de convivir con Jesús resucitado y presente, pero invisible. Hoy leemos el primero de estos discursos. Al ir Jesús donde el Padre, no realiza una hazaña individual, sino que nos abre el camino a nuestra Casa, la cual no se sitúa muy arriba de nosotros, sino en Dios. Yo soy el camino, dice Jesús, en mí verán al Padre. Cristo nos hace entrar a la familia divina. No hablemos, pues, de acercarnos a Dios, como si estuviera lejos de nosotros. Dios está siempre con nosotros.

Esta lectura nos prepara para celebrar la venida del Espíritu Santo en Pentecostés. Los primeros cristianos creían que el regreso de Jesús, la Parusía, era inminente. Esta creencia estaba basada en la promesa de Jesús de volver a ellos. Juan, que escribe su Evangelio en los años 90s, lo explica de un modo diferente: Cristo, quien es el camino, la verdad, y la vida, regresará a ellos a través del Espíritu Santo. Para Juan, ésta es la Parusía que cuenta. Debido a esta certeza de que Cristo está con ellos, los discípulos no necesitan preocuparse o afanarse por nada. Jesús insiste en la necesidad de la fe asegurándoles que se va para prepararles un lugar y que regresará por ellos. ¡No hay nada que temer! No pierdan la paz!

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page