top of page
  • P. Claudio

Reflexión de la Palabra de Dios, Domingo 30 de Octubre de 2022


San Lucas en el Evangelio nos relata lo sucedido con Zaqueo para recordarnos una vez más, el amor especial que Jesús tiene por los pecadores. Jesús no rechaza a Zaqueo por sus pecados, pero le inspira a arrepentirse y cambiar de vida. Y como dice el Antiguo Testamento en el libro de la Sabiduría: La misericordia divina cierra los ojos para no ver los pecados de los hombres y darles así ocasión de arrepentirse. Muchas veces, los pecadores se encuentran mejor dispuestos que otros, para recibir la salvación. Y san Pablo nos invita a aprovechar el tiempo que Dios nos permite para que actúe en nosotros la gracia de nuestro Señor Jesucristo que nos va corrigiendo poco a poco, ya que es lento para enojarse y generoso para perdonar, como dice el salmo 144.

120 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page