top of page
  • sandraalvaradocsm

Reflexión de la Palabra de Dios. Domingo 32 del Tiempo Ordinario.


іYa viene el esposo,

salgan a su encuentro!

Las lecturas de hoy nos animan a entregar nuestras vidas y preocupaciones en las manos de nuestro Dios. Pedirle a El sus dones, especialmente la SABIDURIA. Para de esta manera vivir en paz, vivir con más libertad, para dejar a un lado las preocupaciones de la vida terrenal, como por ejemplo: ¿qué comeremos?, ¿qué será del futuro? ¿de nuestra vejez...? es decir, vivir cada día, entregados a Dios, en sus manos, sabiendo que El todo lo puede. іEl es el Señor de la historia, nos ama y nos cuida! Vivir pues, con sabiduría! Y con Libertad! La libertad de los hijos de Dios! Libres para amar y servir!

La comunidad de Tesalónica se preguntaba, por el que pasaba con sus seres queridos ya difuntos, ¿a dónde iban, donde están? San Pablo los ilumina a la luz del mensaje cristiano, del Kerigma cristiano: Si creemos que Jesús murió por nosotros y RESUCITO, de igual manera debemos creer que los que mueren en Cristo, Dios los llevará con El. Y vivirán felices por siempre en la compañía de la Trinidad santa, en la paz y alabanza por toda la eternidad!

El Evangelio de hoy, nos habla de personas previsoras y prudentes, que saben conducirse, son fieles, se abastecen del aceite para tener sus lámparas encendidas, son luz del mundo y son las personas que escuchan las palabras de Jesús y la ponen en práctica, son los que construyen su vida sobre roca. En cambio las personas descuidadas, no son previsivas, no son fieles, ni perseverantes, no tienen el aceite para sus lámparas cuando se necesita cumplir con las obligaciones y ser testigos del Altísimo!

FIDELIDAD Y PERSEVERANCIA son las virtudes claves de este Domingo, con paciencia y amor llegaremos al Reino eterno de nuestro Padre Dios y de nuestro Salvador Jesucristo, el Señor!

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page