top of page
  • P. Tarcisio

Reflexión de la Palabra de Dios. Domino 19 de Junio 2022, El Cuerpo y Sangre de Cristo


Gén 14,18-20 / Sal 109 / 1Cor 11,23-26 / Lc 9,11-17

HAGAN ESTO EN MEMORIA MÍA

El pan y el vino en la Biblia, tienen un gran significado, pues representan el sustento necesario para la vida. Esos mismos elementos son los que Jesús ofrece a sus discípulos durante la celebración de la Pascua, la última que celebraría con ellos. Pero no se los da como simple alimento, sino como la ofrenda que se entrega en sacrificio; así como Jesús estaba a punto de entregar su vida para el perdón de los pecados y para la salvación de todos, les ofrece en el pan y el vino, su cuerpo y su sangre. Que desde ese momento son alimento no sólo para esta vida, sino para la vida eterna.

Así pues, a partir de ese momento, la celebración de la cena pascual ocupó un lugar fundamental en la vida de las comunidades cristianas; así nos lo recuerda san Pablo en la primera carta a los Corintios, en uno de los testimonios más antiguos que tenemos por escrito de la Celebración Eucarística. Las palabras de bendición que Jesús pronunció en la última cena, se siguen actualizando en cada Eucaristía que celebramos por encargo de Jesús: "Hagan esto en memoria mía" (Lc 22,19). "Tomen, coman; esto es mi cuerpo". "Esto (el pan) es mi cuerpo" (la persona de Jesús). Lo mismo hizo con el vino, afirmando "Esta es mi Sangre".

Hoy valdría la pena hacer un examen de conciencia personal y comunitario, para revisar nuestras celebraciones, para ver cómo como entendemos y cómo vivimos este sacramento cada domingo.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page