top of page
  • P. Tarcisio

Reflexión de la Palabra de Dios, Primer domingo de cuaresma, Domingo 26 de Febrero


No sólo de pan vive el hombre

Los evangelios sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas) ponen este pasaje de las tentaciones de Jesús como preparación a su vida pública. Son tres pruebas concretamente: La tentación de ser un Mesías con poderes mágicos y espectaculares; la de ser un Mesías con poder político y económico; y la tentación de hacer valer su condición de Hijo de Dios para evitar todo tipo de sufrimiento. Jesús venció esas tentaciones y prefirió servir a Dios y a sus hermanos en la humildad y sencillez.


También nosotros enfrentamos situaciones de tentación, al tomar decisiones y buscar el camino fácil. Pidamos a Dios que nos dé la sabiduría para decidir bien, escoger lo que es verdaderamente bueno para nosotros y los demás. Que no nos dejemos guiar por el egoísmo o la ambición. No tengamos miedo y dejémonos guiar por el Espíritu, para enfrentar nuestras pruebas, esas ideas y proyectos engañosos que solemos tener en la vida. No permitamos que el ritmo de vida nos lleve adelante sin darnos tiempo de hacer un momento de “desierto” durante este tiempo de Cuaresma, de oración más intensa, de meditación profunda. No es tiempo perdido; pues Jesús mismo dijo: “No sólo de pan vive el hombre…”.

P. Tarcisio

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page