top of page
  • P. Tarcisio

Reflexión de la Palabra de Dios, Primer Domingo de Adviento, 28 de Noviembre


Primer Lectura

(Jer 33,14-16):

Mantengan Viva la Esperanza.

Segunda Lectura

(1 Tes 3,12-4,2):

Prepárense para la Venida del Señor.

Evangelio

(Lc 21,25-28.34-36) :

¡Su Liberación Está Cerca!

La primera semana de adviento está centrada en la venida del Señor al final de los tiempos. La liturgia nos invita a estar en vela, manteniendo una especial actitud de conversión. Jeremías, en la primera lectura, se dirige a un pueblo desanimado y le dice: ¡Ánimo! Que va a resurgir un salvador de la dinastía del Rey David. Por su parte, san Pablo, escribiendo a los Tesalonicenses les invita a mantenerse firmes y sin mancha, hasta la venida de nuestro Señor, Jesús.

¿Qué es lo que ha podido desanimarnos en este año que está a punto de terminar? ¿Qué puede hacernos perder la esperanza en que las cosas van a mejorar? Pues cualquiera que sean esas circunstancias que nos preocupan, hoy estamos invitados a celebrar la venida de nuestro Señor Jesucristo, a mantener el compromiso de vivir continuamente en la esperanza, en la alegría, en la Fe.

Caminemos juntos en esa dirección, quitemos todo aquello que puede impedir una digna celebración de la Navidad. Mucha gente en el mundo está sentada en la oscuridad del hambre, del sufrimiento, de la violencia. Y a pesar de ello, si somos Pueblo de Dios, mantenemos firme la esperanza de que la verdad, la bondad y la justicia prevalecerán un día, porque creemos que Cristo nuestro Señor ha venido y vive entre nosotros.

56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page