top of page
  • P. Tarcisio

Reflexión de la Palabra de Dios, Segundo Domingo de Adviento, 4 de Diciembre 2022


APÁRTENSE DEL MAL

Juan el Bautista, junto con María y José, son sin duda los personajes más representativos del Adviento. María y José vivieron de forma intensa su adviento, en la preparación y aceptación del nacimiento de Jesús. Juan por su parte, cuando llegó el momento oportuno, comenzó a preparar el camino para el anuncio de la Buena noticia. “El retoño del tronco de Jesé” había llegado, y era preciso esperarlo de una manera digna. Concretamente, Juan invita a la conversión a reconocer las faltas, purificándose simbólicamente en las aguas del río Jordán.

¿Pero de qué hay que convertirse? Siguiendo la larga tradición profética del pueblo de Israel, Juan les pide que se aparten de las injusticias, los malos tratos, del culto vacío de significado y sin compromiso. Eso significa “preparar el camino y enderezar los senderos”, haciendo suyas las palabras del profeta Isaías (Is 40,3).

P. Tarcisio

210 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page