top of page
  • P. Tarcisio

La Devoción a la Virgen María


En la Iglesia Católica, la devoción a María es muy importante para la vida de fe de los creyentes. No acudimos a ella como si fuera una diosa. Le pedimos, tal como como dice la oración del Ave maría, que “ruegue por nosotros” a Dios, que interceda por nosotros.


Tal vez el ejemplo más claro de esa tarea de intercesión lo encontramos en el pasaje bíblico de las Bodas de Canaán, cuando ella y Jesús fueron invitados. Ella fue quien se dio cuenta que se les estaba acabando el vino y, como buena madre, recurrió a quien sabía que podía ayudarles, a su Hijo. Sus palabras también expresan su papel en la historia de la salvación, cuando le dice a los sirvientes con toda seguridad: “Hagan lo que Él les diga…” y el milagro ocurrió ( Jn 2, 1-12).


María ocupa ese lugar especial como intercesora nuestra por ser Madre de Dios, Madre de Jesucristo (Mt 1,16.18; 2,11;1,42-43). Como ser humano, como mujer, como madre…nos comprende más que nadie en nuestra debilidad y en nuestras necesidades. En los evangelios la encontramos siempre atenta y dispuesta a ayudar a los demás (Lc 1,36.39-40. Hech 1,14).

65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page