top of page
  • Fr. Tarcisio

Reflexión de la Palabra de Dios. Festividad de la Santísima Trinidad


Cada una de las lecturas de hoy hace referencia a la Santísima Trinidad. Dios se nos ha dado a conocer en distintas etapas de la historia en tres personas distintas, pero son, a la vez, el mismo y único Dios: Padre Hijo y Espíritu Santo.

Esto parece una declaración sencilla de comprender; sin embargo, no es fácil hablar de Dios. No es fácil hablar de algo que se nos queda tan lejano y tan misterioso. “A Dios nadie le ha visto jamás”. Pertenece a otro orden de ser. Pero al mismo tiempo está profundamente implicado en la creación, porque es su creación y porque nosotros somos sus creaturas.

Cuando miramos a la creación, cuando nos miramos a nosotros mismos y la maravilla que es, por ejemplo, nuestro propio cuerpo, experimentamos a Dios como creador, el que nos ha sacado de la nada y nos ha dado la vida. A Cristo lo reconocemos como el Hijo de Dios conforme a lo que está escrito en los evangelios. Y él mismo nos dio a conocer y nos transmitió la tercera persona de la Trinidad, el Espíritu Santo. Sus apóstoles y discípulos sintieron la presencia del Espíritu de Dios. Ese Espíritu los inspiró y animó a anunciar la buena nueva del Reino. Hoy sigue inspirando y animando a muchos a continuar con ese anuncio de salvación para todos. Esta es nuestra fe, esta es la fe que nos gloriamos de profesar.


287 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page